NOTICIAS

La evolución del programa ELLA

slider1- 620x260

Entrevista con Mark Lewis, director del Programa ELLA

Mark-Lewis-150x188

Por Becky Clements, consultora de desarrollo internacional especializada en gestión del conocimiento.

ELLA va por el quinto año de implementación. ¿De dónde surgió la idea original del programa?

Del DFID [el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido], de la División de Investigación y Evidencia. A mediados de la década del 2000, los países de América Latina se graduaron de la ayuda bilateral del Reino Unido, pero el DFID creía que había mucho por aprender de América Latina, lo cual era algo que el resto del mundo se perdía debido a barreras idiomáticas o simplemente porque el conocimiento de América Latina no se sintetizaba y compartía de manera efectiva. Así que hicieron la licitación de un proyecto, y nosotros [Practical Action Consulting América Latina] ganamos el concurso, con lo cual pasamos a liderar un consorcio de socios del hemisferio sur.

ELLA abarca una amplia variedad de temas. ¿Cómo se eligieron estos temas?

Fue una mezcla de factores. Tratamos de identificar temas en los cuales se percibía que América Latina tenía algún tipo de ventaja comparativa o un enfoque innovador en cierto tema, pero también había una probable demanda de aprendizaje de países en África y Asia del Sur, por lo cual realizamos una revisión bibliográfica, entrevistas con expertos y encuestas. Los asesores del DFID también expresaron su opinión y su interés era que el programa aborde temas de economía, gobernabilidad y medio ambiente.

La primera fase de ELLA tuvo dos componentes: sintetizar y compartir el conocimiento de América Latina. ¿Cómo se llevó a cabo?

Trabajamos con tres socios de investigación (GRADE en Perú, Fundar en México y South South North en Brasil), quienes sintetizaron las evidencias en una serie de guías y resúmenes en cada tema y en las Alianzas de Aprendizaje, que fueron el principal mecanismo para compartir e intercambiar el conocimiento de América Latina con investigadores, funcionarios gubernamentales y actores de la sociedad civil de África y Asia del Sur.

Nuestros socios hicieron un gran trabajo al sintetizar evidencias y compartir lecciones sobre las experiencias de América Latina; y las Alianzas de Aprendizaje —una especie de comunidad de práctica que sigue un programa de aprendizaje estructurado— permitieron identificar experiencias contrastantes. Las prácticas de América Latina sirvieron de inspiración a muchos participantes de las Alianzas de Aprendizaje; tenemos numerosos ejemplos interesantes de cómo se ha utilizado este conocimiento.

La transferencia de conocimiento entre una región y otra representa un verdadero desafío por diversas razones.

¿Qué desafíos experimentaron?

Bueno, los participantes de las Alianzas de Aprendizaje señalaban con frecuencia que el contexto político o social de sus respectivos países era muy distinto al de América Latina y que era difícil saber si sería realmente posible que sus países sigan las políticas desarrolladas en América Latina. Ellos querían saber más sobre cómo lograr cambios en las políticas de sus países, sobre el camino recorrido por los países de América Latina y si esto era viable en los contextos de África y Asia del Sur.

Lógicamente, esto refleja el hecho de que las experiencias tienen un contexto específico, por lo cual este conocimiento no se puede generalizar o transferir fácilmente a otros contextos. Desde el inicio, en los materiales de conocimiento de ELLA, hemos tratado de identificar las variables contextuales subyacentes, o factores favorables, que permitieron a los países de América Latina tener ciertas experiencias, pero esto dejaba mucho para el lector o el participante de la Alianza de Aprendizaje, ya que tenían que interpretar y definir lo que era relevante y lo que era posible, o incluso deseable, en sus propios países.

Ahora están en la segunda fase de ELLA y han tratado de abordar estos desafíos. ¿Qué cambios ha habido?

Creo que tenemos un diseño más desarrollado para esta segunda fase de ELLA que comenzó el año pasado y que se centra en el intercambio de conocimiento entre los países de América Latina y África. Básicamente, ha habido tres cambios.

En primer lugar, no trabajamos solo con centros de investigación de América Latina sino también con centros de investigación de África desde el inicio: seis centros de investigación de América Latina y seis de África. La idea es que al tener un flujo de conocimiento en dos direcciones estaremos mejor informados sobre el desarrollo de un tema en ambos continentes, lo cual facilitará un aprendizaje mutuo.

En segundo lugar, hemos profundizado los aspectos de investigación del programa, es decir, el programa investigará con mayor profundidad las variables contextuales o condicionantes que han generado diferentes resultados en los países de América Latina y África, lo cual también facilitará un aprendizaje mutuo.

En tercer lugar, si bien hemos seleccionado temas en los cuales creemos que América Latina puede ofrecer interesantes experiencias, hemos abordado este estudio comparativo con el espíritu de facilitar un aprendizaje multidireccional. No lo vemos como un simple proceso lineal de transferencia de conocimiento de América Latina a África. El proceso de aprendizaje será más orgánico.

Nos encontramos actualmente en la etapa de investigación de la segunda fase. Esperamos que el marco comparativo que hemos dispuesto para la investigación desde el inicio nos permita estar en una posición más sólida durante la fase de intercambio y aprendizaje para poder llegar a muchos potenciales usuarios de este conocimiento.

Compartir esta página:
Últimas noticias:

(English) [ELLA Community blog series] Beyond Stated Objectives: How a south-south research project developed the skills of a university department

[Inglés] [ELLA Community blog series] Pastoralism and Culture in Karamoja Region

[Inglés] [ELLA Community blog series] Where is the Problem? Skepticism about Uganda’s “Oil 2020″ dream

Libretas de calificación ciudadana para el desarrollo de Ciudad del Cabo

Usando el agua eficientemente para abordar los desafíos climáticos en Nepal

Un plan de acción ante el cambio climático para Kenia

Alternativas para la vigilancia ciudadana en el Estado Delta, Nigeria

Accediendo a la información forestal de Camerún

Expertos y hacedores de políticas se reúnen en Sudáfrica para intercambiar conocimientos sobre informalidad en África y América Latina

Investigación comparativa inusual y aprendizaje entre países en la Semana de la Evidencia

Un salto cualitativo para mejorar la ley en Togo

Diseminación de la investigación ELLA

Abogando por la agricultura por contrato en Nigeria

Políticas sobre el uso de la tierra en Myanmar

De las papas peruanas al café ugandés

Niños preparados para los Desastres

Ser un mejor defensor a nivel local con una visión internacional

Chuluke Chuluke: Radio comunitaria y elaboración de políticas agrícolas en las elecciones de Malawi

Las Inscripciones a las Alianzas de Aprendizaje del programa ELLA ya están Abiertas

Comparar peras con manzanas da frutos

¿CÓMO atraer a los usuarios de su investigación SU INVESTIGACIÓN?

¿Cómo comparar las experiencias de desarrollo de América Latina y África?

¿Cómo medir el impacto de las iniciativas de investigación e intercambio de conocimiento sur-sur?

Thinks tanks en América Latina: elecciones, evaluación de impacto y cooperación sur-sur

Infografía de la investigación en ELLA

Entrevista con la Dra. Akosua Darkwah

Infografía de ELLA

FUNDAR: La perspectiva de México (vídeo)

Una introducción a ELLA desde el punto de vista de nuestros socios (vídeo)

Programa ELLA: La investigación comparativa a un año de su inicio