NOTICIAS

Comparar peras con manzanas da frutos

DSC_0179_
Shandana K. Mohmand in an ELLA Research Workshop in Brighton. Photo Credit: Andrea Baertl

Shandana Khan Mohmand es Miembro del Equipo de Gobernanza en el Instituto de Estudios para el Desarrollo de la Universidad de Sussex. Es una instructora especializada en investigación multimétodo y ha dirigido diversos talleres de investigación ELLA.

Texto: El programa ELLA trabaja con investigadores realmente excepcionales. ¿Por qué digo eso? Pues bien, hace unos dos años se les pidió formar un equipo de investigación con miembros de otro continente. Los investigadores latinoamericanos se unieron con los investigadores africanos para llevar a cabo investigaciones comparativas. No consideramos la comparabilidad real de los dos contextos regionales o nacionales, lo que importaba era que estén interesados ​​en el mismo tema y ​​que el tema sea de gran interéspara los actores de la política en sus respectivos países y regiones. Aparte de eso, el contexto no importaba, pero sí queríamos que prepararan estudios comparativos rigurosos y de alta calidad. Parecía que habría muchos factores en su contra pero al cabo de dos años, ahn salido airosos con preguntas e investigaciones muy interesantes que pronto darán lugar a sólidos documentos comparativos. ¡Sin duda son excepcionales!

Pero ¿por qué no habríamos de prestar más atención al contexto, desde el inicio? Durante muchísimo tiempo, los estudios comparativos se han visto restringidos con la advertencia de que no se puede y no se debe comparar peras con manzanas. Lo que más ha importado es que los contextos sean comparables. Sin embargo, los problemas de políticas pueden surgir sin mucha consideraciónpor el contexto. Por ejemplo, la violencia doméstica afecta a las mujeres a nivel mundial y los gobiernos deben encontrar formas de proteger a las mujeres contra eso. El contexto marca una diferencia en el tipo de política que funciona, pero gran parte del grupo de intervenciones requeridas será igual. Ghana y México pueden estar mundos aparte y muchas cosas pueden diferir en cuanto a sus contextos socio-económicos, pero es interesante preguntarse por qué esos países crearon dos legislaciones similares durante el mismo año. ¿Estábamos al tanto de esta similitud al inicio? No realmente. Lo que sí sabíamos era que los investigadores tanto en México y Ghana se comprometieron completamente en su deseo de realizar una investigación de política con un contenido útil para los actores políticos en sus países sobre la prevención de la violencia doméstica y la rehabilitación de los sobrevivientes. Los dos equipos se reunieron por su interés común y su motivación y el resto ocurrió como parte del proceso.

Esta historia se repite en casi todos los equipos de ELLA. El equipo de Colombia y Sudáfrica, que investiga sobre la naturaleza de los mercados laborales informales en sus países, creía que su tarea era extremadamente difícil, con una comparación que no tenía sentido. Colombia tiene una gran fuerza laboral informal y un real interés en la política para reducir su tamaño. Sudáfrica tiene una pequeña fuerza laboral informal, pero una tasa muy alta de desempleo y por lo tanto un interés real en la política para encontrar maneras de ampliar el mercado laboral informal para absorber parte de este desempleo. ¿Qué se podría decir el uno al otro o que ganaría el uno del otro? Y entonces un día nos presentaron los resultados de su increíble esfuerzo para encontrar puntos en común. Presentaron una tabla con serie de estadísticas que muestran cuán similares Colombia y Sudáfrica eran realmente y la cotejaron con una serie de indicadores socioeconómicos relevantes para los mercados laborales informales. Y de pronto se preguntaron: ¿Por qué dos países tan similares se han desarrollado de manera tan diferente, con mercados laborales tan distintos?

Al principio, los equipos de Argentina y Kenia estaban igualmente escépticos sobre el valor del contexto de cada país debido a sus propios intereses políticos. Afortunadamente, pronto descubrieron suficientes similitudes entre sus dos sistemas federales y presidenciales, y pudieron formular preguntas interesantes sobre la causa de tanta informalidad en la rendición de cuentas horizontal entre el Poder Ejecutivo y Legislativo en sus países. Del mismo modo, los equipos de Perú y Kenia se dieron cuenta de que los pastores, tanto en el altiplano andino como en la sabana del África Oriental, tienen problemas similares: la pérdida de derechos comunes de tierras en respuesta a cambios económicos y políticos muy similares. Otro equipo se dio cuenta de que los donantesy los gobiernos de El Salvador y Nigeria han aplicado programas de prevención comunitaria de crímenes a fin de complementar los esfuerzos de los organismos formales en contextos de alta criminalidad. Por otro lado, los equipos de Ecuador y Uganda pasaron de un diálogo difícil al inicio a un diálogo constructivo sobre las experiencias de las industrias extractivas con la mejora de resultados económicos en sus áreas de operación, preguntándose por qué algunos países de ambas regiones han tenido más éxito que otros.

Como vemos, las peras y manzanas pueden tener más en común de lo que vemos al principio. Sin embargo, al restringir nuestra búsqueda a un caso comparador que permite una comparación ordenada desde el inicio, nos limitamos de dos maneras. En primer lugar, limitamos innecesariamente la gama de posibilidades de trabajo comparativo. Debemos pensar de manera más creativa y desafiar un poco a los dioses del tradicionalismo metodológico. En segundo lugar, nos dejamos llevar por el método más que por el objetivo de la investigación. La investigación centrada en las políticas puede tener su máximo potencial para aplicarlo en la práctica, precisamente donde el problema apremia en las agendas políticas y no donde coinciden perfecta y ordenadamente.

6800309246_3195e87c92_b
Credits: Fruit by garryknight CC Creative Commons http://www.imcreator.com/free/food-drinks/fruit

Todo esto no es para argumentar en en contra del rigor metodológico. Los equipos de ELLA no han comprometido la calidad de su diseño comparativo ni el rigor que ahora están tratando de aplicar a su análisis. Simplemente les tomó más tiempo darse cuenta de la riqueza de la comparación que podrían realizar con su contraparte. En cada caso, si se hubiera dado la opción, este no sería el país de referencia que habrían escogido. Pero este proceso los ha llevado a pensar de manera innovadora: no sólo se trata de ese país lejano del que poco sabían cuando empezaron, se trata también de su propio caso. Una comparación inusual y creativa puede llevarlo a pensar de manera diferente sobre la realidad que usted pensaba conocer bien.

No es difícil explicar por qué: Las comparaciones inusuales pueden incluir en la ecuación variables nuevas antes ignoradas. Imagínese que compara peras con peras porque tiene más sentido, dado que ambos tienen variables comunes A, B y C. Sin embargo, ahora se ve obligado a comparar sus peras con las variables F, G y H que exhibe una manzana. Su necesidad de encontrar ahora un terreno común entre las peras y las manzanas, lo lleva a considerar no solo A, B y C sino también los indicadores equivalentes para las variables F, G y H en su contexto específico. Y en la mayoría de los casos dentro de ELLA, comprobamos que esto resultó ser un ejercicio muy útil, alertando a los investigadores sobre dinámicas, dentro de su contexto, que no habían estado considerando de manera suficiente. Esta es la magia de las comparaciones más audaces y más inusuales.

Pronto veremos los resultados en los documentos comparativos y en las alianzas de aprendizaje en línea entre los equipos, lo que creará aún más espacio para destacar los aspectos interesantes de estas comparaciones.

Compartir esta página:
Últimas noticias:

(English) [ELLA Community blog series] Beyond Stated Objectives: How a south-south research project developed the skills of a university department

[Inglés] [ELLA Community blog series] Pastoralism and Culture in Karamoja Region

[Inglés] [ELLA Community blog series] Where is the Problem? Skepticism about Uganda’s “Oil 2020″ dream

Libretas de calificación ciudadana para el desarrollo de Ciudad del Cabo

Usando el agua eficientemente para abordar los desafíos climáticos en Nepal

Un plan de acción ante el cambio climático para Kenia

Alternativas para la vigilancia ciudadana en el Estado Delta, Nigeria

Accediendo a la información forestal de Camerún

Expertos y hacedores de políticas se reúnen en Sudáfrica para intercambiar conocimientos sobre informalidad en África y América Latina

Investigación comparativa inusual y aprendizaje entre países en la Semana de la Evidencia

Un salto cualitativo para mejorar la ley en Togo

Diseminación de la investigación ELLA

Abogando por la agricultura por contrato en Nigeria

Políticas sobre el uso de la tierra en Myanmar

De las papas peruanas al café ugandés

Niños preparados para los Desastres

Ser un mejor defensor a nivel local con una visión internacional

Chuluke Chuluke: Radio comunitaria y elaboración de políticas agrícolas en las elecciones de Malawi

Las Inscripciones a las Alianzas de Aprendizaje del programa ELLA ya están Abiertas

¿CÓMO atraer a los usuarios de su investigación SU INVESTIGACIÓN?

¿Cómo comparar las experiencias de desarrollo de América Latina y África?

¿Cómo medir el impacto de las iniciativas de investigación e intercambio de conocimiento sur-sur?

Thinks tanks en América Latina: elecciones, evaluación de impacto y cooperación sur-sur

Infografía de la investigación en ELLA

Entrevista con la Dra. Akosua Darkwah

Infografía de ELLA

FUNDAR: La perspectiva de México (vídeo)

Una introducción a ELLA desde el punto de vista de nuestros socios (vídeo)

Programa ELLA: La investigación comparativa a un año de su inicio

La evolución del programa ELLA